Aprender y jugar van de la mano

tienda juegos online

Independientemente de la edad, aprender jugando es la mejor opción. Tradicionalmente, se achaca a los primeros años de vida del niño, ese momento en el que empieza a explorar. Su aprendizaje es mayor si se le enseña mediante el juego o, incluso, la música.

La realidad es que independientemente de la edad, el aprendizaje mediante el juego es igual de efectivo a los 4 meses que a los 10 años.

Según varios estudios, el juego motiva, da posibilidad de fracaso, de victoria, tiene una base pedagógica y utiliza las emociones. A través de ellos, puedes conocer el estado de ánimo del niño.

De esta forma, le proporciona al niño conocimientos y habilidades así como el aprendizaje participativo hace que se implique y se motive. Éste es uno de los principales puntos del aprendizaje, la motivación, ya que hace que aumenten sus capacidades, que se emocionen y que sepan que el fallo o la derrota también existen.

En definitiva, jugar no es únicamente divertirse si no enseñar el mundo que le rodea. Es saber cómo enfrentarse a una situación, ya sea simple o complicada. Hace que sepan relacionarse, respetar al compañero o, incluso, aprender a solucionar esos difíciles e indescrifrables problemas matemáticos.