Juega con ellos… ahora que aún puedes

Durante pasadas navidades, la conciencia de muchos padres y madres ha sido golpeada con un contundente mensaje de mano de la popular firma de muñecas Famosa: “Ahora que todavía puedes… #JuegaConEllos”. El mensaje en sí no es nuevo para nadie, nuestras madres y padres se han encargado de repetírnoslo durante años desde el momento en que nosotros mismos nos convertimos en padres, pero como nos suele pasar a todos, el estresante ritmo de la vida que llevamos hoy en día hace que se nos vaya olvidando poco a poco hasta que llega ese momento de “ruptura” entre padres e hijos. Desgraciadamente, cuando somos conscientes ya es demasiado tarde para rectificar.

shutterstock_44424856-1

Lo dicen los expertos: jugar en familia no es una forma cualquiera de pasar el tiempo, ES LA MEJOR. Para crear adultos felices, hay que criar hijos felices, y la mejor manera de hacerlo es mediante el juego. Jugando con nuestros hijos tenemos una gran oportunidad de mostrarles la mejor versión de nosotros mismos, un espejo en el que reflejarse y aprender de nuestro comportamiento. Mediante el ejemplo les enseñamos a compartir, a gestionar la frustración y en general, a transmitirles valores y ser transparentes con sus emociones, y lo mejor de todo: SIN TENER QUE IMPONER NUESTRA AUTORIDAD.

Aumenta-el-control-emocional_ampliacion

No vamos a entrar mucho en datos estadísticos, pero solo nos hace falta observar uno para saber la tendencia general: el 81,59% de los padres reconoce que la gran mayoría del tiempo que pasan con sus hijos es para darles de comer o cenar. Ante esta perspectiva poco prometedora debemos ser conscientes de que para jugar con nuestros hijos y crear un momento especial, no hace falta complicarse mucho. Jugamos con ellos cuando cantamos una canción con ellos, jugamos al veo-veo, leemos algo juntos… ha muchas posibilidades que consumen poco tiempo y que suponen un momento mágico para los niños, un momento de complicidad y confianza, que tan necesaria será en el futuro.

Fotolia_8335171_XL-e1378136426859-540x359

Los niños necesitan menos actividades extraescolares y más tiempo para ellos mismo, para jugar y divertirse, y si es posible, contigo. Nos arrepentimos de muchas cosas a lo largo de la vida, pero el tiempo que has pasado con tus hijos no es una de ella, así que ya sabes… ¡A JUGAR!