¿Tiene tu hijo inteligencia emocional?

Mucho antes de que Howard Gardner hablara por primera vez de la teoría de las inteligencias múltiples, aparecieron los primeros estudios sobre un tipo de inteligencia emocional/social que no se centraba en la importancia de los aspectos cognitivos del individuo, sino en la habilidad de comprender y motivar a otras personas.

En el post de hoy, queremos hablaos de una de las inteligencias menos conocidas en nuestros días, la que conocemos como inteligencia emocional. La definición oficial es “conjunto de habilidades psicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender las de los demás, y utilizar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

La personalidad se desarrolla por la socialización desde la infancia: se asimilan valores y costumbres de la sociedad. Por ello, la educación es esencial para desarrollar la inteligencia emocional. Pese a todo, hay niños que desde muy pequeños ya sienten especial sensibilidad y empatía hacia otras personas o ante situaciones. Pero esta inteligencia puede potenciarse desde temprana edad a través de juegos que encontrarás en nuestra tienda. Es imprescindible educar las emociones desde la infancia: ira, frustración, tristeza, agresividad, hostilidad… Las personas con inteligencia emocional son individuos que prosperan en la vida ya que consiguen motivarse a ellos mismos y no dejan que los impulsos controlen sus vidas. 

Además, las personas con empatía tienen facilidad para hacer amigos por su amabilidad y respeto y se adaptan a diferentes entornos sociales sin ningún tipo de problema. Quizá ha llegado el momento de empezar a darle mayor importancia a la educación de las emociones de nuestros hijos.